Optimización web: 7 pasos cruciales para optimizar el desempeño de tu web

Si tienes problemas con la velocidad de carga de tu sitio web, tu página web no posiciona bien aun cuando has colocado todos los títulos, meta-descripciones, meta-etiquetas, has creado contenido y publicas con frecuencia semanal (como mínimo), entonces debes seguir una serie de 7 pasos cruciales de optimización web que hicieron que mi página triplicara su tráfico en unas semanas y que si tú los sigues de manera correcta también podrás conseguir grandes resultados.

Pero te recomiendo, antes de continuar la lectura, que si no has optimizado tu página web en el ámbito de SEO técnico (me refiero a títulos, palabras clave y contenido), leas el siguiente artículo:¿Cómo optimizar una página web?.

Para saber si tienes que optimizar tu página web debes identificar alguno de estos problemas en ella:

  • Tu página web tarda mucho en cargar.
  • Tus usuarios se aburren de esperar, abandonan tu página y, en consecuencia, tu porcentaje de rebote es muy alto.
  • La duración media de las visitas es muy baja.
  • Tu página web tiene muy pocas ventas o ninguna.
  • Tu página web no genera «leads» de contacto.
  • Tu página web no genera llamadas.
  • Tu página web está muy mal posicionada y no aparece para las palabras claves más relevantes a tu negocio.

Optimizar tu página web no solo te ayudará a deshacerte de todos estos problemas, sino que ahorrarás una gran cantidad de dinero en herramientas que no sirven de mucho y buscando asesoría de expertos que solo quieren ganar un montón de dinero vendiéndote humo, cuando tus problemas en realidad son estrictamente técnicos. Créeme que te quitarás un dolor de cabeza y empezarás a notar resultados que podrás traducir en ganancias para tu negocio.

Optimizar una página web es un proceso casi obligatorio si queremos obtener resultados positivos.

Voy a dejar a un lado la parte de SEO Offpage (y marketing en general) y me voy a concentrar en listar y explicarte los 7 pasos cruciales para optimizar el desempeño de tu web, mejorar tu posicionamiento y por ende, atraer más tráfico.

Paso 1: Mejorar la velocidad de carga de tu página web

Claro que has leído lo mismo en muchos blogs, todos te dicen que hay que mejorar la velocidad de carga de tu sitio web y su desempeño; sin embargo, ¡qué difícil es! Sobre todo cuando tu página web está montada sobre un «framework» para administrar contenido como WordPress o una tienda en línea como Prestashop.

Créeme que solucionar el problema de la velocidad de tu página no solo se trata de reducir el tamaño de las imágenes y utilizar complementos más rápidos o mejor codificados, sino de prevenir que ciertos «scripts» se carguen y ejecuten sin ser necesarios, así como evitar que las hojas de estilos, archivos de fuentes tipográficas y otros recursos externos carguen sin ser útiles o necesarios para el funcionamiento de una página.

Es cierto que hay otras cosas que ayudan mucho a optimizar la velocidad y el desempeño de tu web como mudarla a un VPS (servidor virtual privado) o a un servidor dedicado donde tus recursos de memoria, procesamiento y ancho de banda no se compartan con otros miles de sitios web o contratar un servicio de CDN (Content Delivery Network) sobre todo si tienes tráfico proveniente de diversas partes del mundo.

En resumen, mejorar la velocidad de carga de tu página web es el primer y más importante paso que debes dar para conseguir posicionamiento.

Paso 2: Mejorar la experiencia de usuario (UX) e interfaz de usuario (UI)

Estos dos términos se usan con frecuencia: UX (User Experience) y UI (User Interface). Créeme que estas dos abreviaciones no son para que las explicaciones en términos de desarrollo web suenen más elegantes y llamativas. Ambos paradigmas de desarrollo/diseño están muy ligados y en tiempos modernos rara vez se mencionan por separado, ya que tienen una finalidad muy específica, contribuir a optimizar de manera adecuada una página web con miras a conseguir mejor posicionamiento lo que incide de manera directa en el aumento en la cantidad de «leads» de contacto y ventas.

La UX, experiencia del usuario, incide en la forma en cómo un usuario se sentirá al usar tu página web, sea una tienda en línea o un sitio informativo; es decir, cómo interactuará con cada uno de los elementos que la componen y cómo se sentirá al hacerlo, entre ellos botones de compra, de contacto, formularios y enlaces de navegación. Para resumir, optimizar tu página web para que la experiencia del usuario sea placentera y en consecuencia, sea más fácil de navegar, comprar o rellenar un formulario de contacto.

Por otro lado, al mejorar la UI (interfaz de usuario) hacemos que las interacciones entre un usuario y nuestra página web sean más fáciles de llevarse a cabo, mediante el diseño adecuado de los elementos que la componen y una diagramación simple que no abrume ni confunda al usuario. Un ejemplo de una interacción entre un usuario y tu página web es algo tan simple como rellenar un formulario de contacto o llenar los datos de facturación para finalizar una compra en línea. Para optimizar la UI debes asegurarte que botones, campos de textos, formularios de búsquedas, íconos, paginadores, notificaciones, barras de progreso y acordeones sean fáciles de distinguir, estén visibles y tengan una separación suficiente entre elementos.

Dentro de los estándares de desarrollo y optimización de UX y UI hay una serie de pautas que a menudo se pasan por alto, pero que influyen en el posicionamiento web: las pautas de Accesibilidad en la Web.

Paso 3: Optimizar la accesibilidad web

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el 15% de la población mundial sufre de algún tipo de discapacidad (alrededor de 1000 millones de personas). Pero qué tiene que ver esta cifra con el desarrollo de tu página web y su optimización. Que tiene un valor importante en el posicionamiento de una página web y además, este 15% representa un mercado económicamente activo que a menudo es olvidado y dejado a un lado.

De ninguna forma es comprensible que no tomemos en cuenta la accesibilidad web, porque esta no solo sirve a aquellas personas con problemas de movilidad motoras y con ceguera parcial o completa, optimizar una página web tomando como guía las pautas de accesibilidad web también es de gran ayuda para millones de personas que ni siquiera están conscientes de tener algún problema de visión o incluso para personas de edad más avanzada que, como es natural, han perdido ciertas habilidades y capacidades físicas.

Para optimizar tu calificación de accesibilidad web debes mejorar la relación de contraste entre los fondos de los elementos y los textos; por ejemplo, si el fondo de la página es blanco, utiliza textos en color negro. Haz lo mismo con los enlaces, agrega textos descriptivos y alternativos a las imágenes, añade transcripciones en los audios incrustados en tu sitio (esto es de gran ayuda para personas con problemas auditivos), entre otras.

Paso 4: Enlazar internamente

Hay una regla no escrita, pero que está fundamentada en numerosos estudios y también en la tradición de los supermercados, tiendas, parques de atracciones y ferias que sugiere que entre más tiempo una persona pasa dentro de uno de estos sitios más compran. ¡Créeme que lo mismo sucede con tu web! Aumentarán las conversiones en ventas y «leads» si una persona pasa más tiempo recorriendo tu página web, sea una tienda en línea o un sitio informativo. Una de las formas más efectivas de promover este recorrido digital es enlazando internamente.

Si tu sitio incluye un blog, enlaza a secciones dentro de tu página, productos, servicios y publicaciones. Además de ayudar a tus usuarios a encontrar información, productos y servicios útiles, también ayudarás a los motores de búsqueda a descubrir páginas dentro de tu sitio web. Es decir, estarías ganando doble al dar este paso.

¡Otra de las ventajas de enlazar internamente es que puede ayudar a diminuir el porcentaje de rebote global de tu página web!

Paso 5: Aplicar redirección 301 a páginas que han cambiado de URL

Si quieres perder posicionamiento y, por ende, dinero, créeme que una de las formas más fácil es generando páginas que después nadie puede encontrar. Yo sé que puede sonar increíble, inverosímil o hasta ridículo pensar que puedes perder posicionamiento o que esto previene que te posiciones mejor, pero sabes cuántos de mis clientes han llegado a mí por este motivo, ¡muchos!

Este problema es muy frecuente en las tiendas en línea. Es muy común que los administradores de la tienda cuando se quedan sin inventario eliminen el producto del sitio web y, por lo tanto, cuando un usuario encuentra la página en Google esta no existe o manda algún tipo de error. Para Google esto es un pecado capital, porque esto afecta la calidad de los resultados que entrega a sus usuarios, algo que no encaja para nada dentro de su modelo de negocios.

También sucede que por error cambiamos el nombre de una página y de forma automática cambia la URL, cuando esto sucede Google no tiene cómo saber que la página cambió de URL si no se lo indicas. ¿Cómo podemos arreglar este problema? Aplicando una redirección 301.

Paso 6: Agregar un mapa de sitio («sitemap»)

Un mapa de sitio («sitemap») es un archivo en formato XML y con una estructura estándar definida que debes colocar en tu sitio para informar a los motores de búsqueda de todas las páginas que lo componen y que están disponibles para ser rastreadas. Este archivo en formato XML lista cada una de las URL junto a otros datos importantes como cada cuánto tiempo cambia, la última vez que se modificó y la prioridad de rastreo de una página.

¡Los mapas de sitio deben pesar menos de 50 MB y pueden contener hasta 50000 URL! Si en tu página web no tienes un mapa de sitio aún, te recomiendo que empieces a preparar uno, los motores de búsqueda te lo agradecerán.

Paso 7: Agregar datos estructurados a tu página web

Hay centenares de acciones a tomar para optimizar una página web; sin embargo, hay una de ellas que es una de las más importantes, los datos estructurados; estos son uno de los apoyos que tienen los buscadores para ofrecer contenido muy relevante en su lista de resultados para cada consulta realizada. Y claro, como tú quieres que estos buscadores consideren a tu página web como relevante deberías asegurarte de colocarlos en tu sitio web.

Pero, ¿qué son los datos estructurados? ¿Por qué tienen tanto peso en el posicionamiento de una página web?

Los datos estructurados son una serie de etiquetas que se colocan dentro de una página web para ayudar a los motores de búsqueda a entender de qué trata la información contenida dentro de ella. Cada tipo de contenido dentro de una página web se marca de acuerdo a un estándar específico; por ejemplo, en una tienda en línea cada página de productos deberá tener una serie de etiquetas a nivel del código HTML que señalan el precio, nombre del producto, fabricante, precio de oferta, descripción, etc.

Los datos estructurados son como unas banderitas que se colocan dentro de tu página para indicar distintos tipos de datos. Hay datos estructurados específicos para recetas, personalidades, productos, obras artísticas, eventos, personas, restaurantes, organizaciones, libros, series de televisión, entre otras.

P.S.

Estos 7 pasos en complemento con la creación de contenido útil y frecuente harán que tu página web escale posiciones. Qué tan rápido obtengas resultados dependerá de qué tan rápido implementes los cambios y qué tanto contenido generes. Si tu empresa necesita optimizar tu pagina web para conseguir mayor posicionamiento y, por lo tanto, aumentar sus ventas y conversiones, solicita mi servicio de posicionamiento web profesional.

Si tienes alguna opinión, duda o consulta sobre esta publicación, escríbelo en la sección de comentarios.

Publicado por

Aaron Caterina

Miniatura del autor Aaron Caterina es un programador, tecnologista, bloguero y fundador de Caterina Digital. Su trabajo es asisitir a empresarios y comerciantes a poner en marcha sus proyectos digitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *