La experiencia del usuario es clave para vender más tu tienda en línea

La diferencia entre vender un producto al día, diez, veinte o cien puede deberse a algo tan simple como la experiencia que ofrece tu tienda en línea al usuario cuando está navegando a través de ella. Y no, no solo me refiero a combinación de colores, iconos, contadores de productos, menús, etcétera, sino de facilitar los flujos de navegación entre pantallas. Y además, facilitar las interacciones con cada pantalla.

Sigue leyendo La experiencia del usuario es clave para vender más tu tienda en línea

¿Cómo mejorar las conversiones de tu tienda en línea?

¿Qué podría afectar las conversiones en ventas de tu tienda en línea? Si no has hecho un análisis a nivel técnico exhaustivo es muy improbable que logres encontrar una solución puntual, ya que en una parte de los casos en que una tienda en línea tiene un porcentaje de conversiones muy bajo se debe a su optimización técnica y otra parte se debe a la confianza que da una tienda en línea a sus usuarios; esta última puede ser consecuencia de la primera. Es casi imposible saber que provoca esta tasa baja de conversiones sin hacer un análisis profundo.

Sigue leyendo ¿Cómo mejorar las conversiones de tu tienda en línea?

Si los productos de tu tienda no posicionan en Google, las URL podrían ser las culpables.

Hay algo que tengo que contarte que me he topado con frecuencia en los últimos sitios de comercio electrónico que estoy asesorando. Muchos de sus productos no posicionan porque tienen problemas con la estructura de sus URL (o enlaces permanentes). En muchas tiendas en línea se montan los productos, Google los muestra por un tiempo, luego desaparecen y se pierde el posicionamiento.

Esto ocurre más seguido de lo que te imaginas y créeme, no solo sucede con los productos, también ocurre con las categorías a las cuales pertenecen estos productos. ¿Esto te ocurre a ti? Si es así, entonces deberías hacer un análisis de la estructura de las URL y de las categorías. Para evitar que esto pase te sugiero que hagas lo siguiente:

  1. Asegúrate de que cuando modifiques el título de los productos, no cambie el URL (en especial si estos se generan de manera automática).
  2. No coloques la categoría del producto dentro del URL del producto en sí, porque cuando tengas que cambiar al producto de categoría, también cambiará el URL.
  3. Si Google rastreó tu tienda, indexó una URL y luego está no existe más, entonces haz una redirección 301 para que cuando se acceda a la URL vieja, tu sitio redireccione a la nueva. Así Google sabrá que la dirección de ese producto ha cambiado.
  4. Tip adicional. Utiliza URL con el nombre del producto; esto ayuda al SEO.

Si tienes alguna pregunta o comentario al respecto, ponlo en los comentarios.

Reduce el peso de las imágenes de tu tienda en línea para posicionarla mejor

¿Crees que tu tienda en línea podría estar mejor posicionada si reduces el peso de las imágenes? Sí, yo sé, crees que bajarle el peso de las imágenes significa que vas a perder calidad en la fotografía y tus posibles futuros clientes podrían desalentarse al toparse con una imagen no tan perfecta. Es más, además te pesa un poco haber invertido algo de dinero en el fotógrafo, ediciones y, por supuesto, el/la modelo.

Créeme que me pongo en tus zapatos y sé lo importante que es para ti mostrar tu producto de la mejor forma posible; sin embargo, recuerda que quienes van a comprar tus productos serán tus clientes, no tú ¿esto qué significa? Que al momento de vender en tu tienda en línea tienes que enfocarte en crear una experiencia excepcional dentro de tu página web y sí, esto incluye, entre todas las cosas que se deben hacer para que tu página cargue rápido, reducir el peso de las imágenes.

Pero ojo, que esto dista de ser una suposición, hay diversos estudios que respaldan esta teoría; de hecho, uno de estos sugiere que cuando una página tarda más de 3 segundos en cargar el porcentaje de salidas en la primera página es del 40%. ¿Sabes qué significa esto? Que 40 de cada 100 potenciales compradores abandonarán tu página web si esta demora más de 3 segundos en cargar. ¿Ahora es motivo suficiente para considerar mejorar el peso de las imágenes? Yo diría que sí.

Lo bueno es que para mostrar una imagen medianamente buena en internet no necesitas una imagen súper pesada, en especial cuando el 50% del tráfico se lleva a cabo desde dispositivos móviles donde las pantallas son demasiado pequeñas como para apreciar una imagen de alta resolución.

La pregunta es, ¿cómo reducir el peso de las imágenes? Hay tres pasos básicos:

  • Guarda tu imagen a formatos como .JPG para fotografías
  • Bajar la resolución a 72 dpi (resolución web estándar)
  • Trata de conseguir que cada imagen pese menos de 100Kb.

Te sugiero utilizar Photoshop y ayudarte con la herramienta «Guardar para web»; esta hará el trabajo de manera automática.

Espero que esta publicación te despeje dudas y te convenza de empezar a trabajar en la reducción del peso de tus imágenes.

¿Tienes alguna pregunta o comentario que desees compartir? Déjala abajo en la sección de comentarios?

¿Qué se necesita para crear una tienda online y vender por internet?

Una tienda online, en esencia, es un sistema de pedidos a través de internet que cuenta con la funcionalidad de manejar un catálogo de productos e inventarios. Si en tu caso, lo que buscas es crear una tienda online para vender tus productos en internet que funcione como una sucursal virtual de tus tiendas físicas o de tus centros de distribución, entonces, debes saber que lo que necesitas es poco, ya que el inventario de productos lo tienes, solo necesitas incluir un sistema de carrito de compras. Sí, yo sé que parece complicado, pero ya verás que no lo es, sobre todo si te asesoras con un experto.

Entonces, las cosas que necesitas para crear una tienda online y empezar a vender por internet son:

  1. Carrito de compras.
  2. Sistema de pedidos en línea.
  3. Sistema de órdenes.
  4. Procesador de pagos en línea.
  5. Un dominio y un servidor.

Carrito de compras

¿Alguna vez has comprado en una tienda online? Sé que es muy probable que alguna vez lo hayas hecho, ¿has visto qué fácil es? Solo agregas el producto al carrito, luego lo revisas, quitas o agregas más unidades y para finalizar, realizas el pago. Basándonos en esto podemos definir un carrito de compras como un sistema que le permite a un cliente seleccionar un producto de una tienda virtual, realizar un pedido y pagar; sea en línea, con tarjeta de crédito; o en efectivo, contra entrega. La pregunta que sale a flote es, ¿cómo sé qué carrito de compras debo utilizar?

Existen decenas de sistemas de carritos de compra, algunos más populares que otros, claro, pero los más reconocidos son: Woocommerce, Prestashop y Magento. Estos tres sistemas se utilizan para crear la mayor parte de las tiendas online de todo el mundo. Los tres tienen sus características propias que lo hacen adecuados para diferentes presupuestos, necesidades, volúmenes de compra y tamaños de inventario.

Por ejemplo, Woocommerce es muy popular entre las tiendas y negocios más pequeños que manejan entre 1000 y 5000 productos (aunque hay tiendas en línea desarrolladas con Woocommerce con más de cien mil productos). Magento, por otro lado, es un sistema de tienda online muy popular entre empresas y corporaciones más grandes con catálogos e inventarios inmensos. Claro está, la decisión de elegir uno u otro dependerá de variables técnicas y presupuestales, que por la naturaleza de estas sería mejor discutir en otra publicación, como requerimientos del servidor, seguridad, escalabilidad, entre otras.

Lo que no podemos pasar por alto es el hecho de que todas las tiendas online para que sean llamadas como tal deben ofrecer la posibilidad de aceptar pedidos que pueden ser pagados con tarjeta de crédito, depósito bancario o contra entrega.

Sistema de pedidos en línea

Todos los sistemas de tiendas online se caracterizan por ofrecer a los clientes la posibilidad de generar un pedido o una orden (desde la perspectiva del negocio). ¿Esto qué quiere decir? Que cuando el cliente ya haya agregado todos los productos que desee comprar al carrito, este podrá pagar para generar un pedido de un producto. El vendedor recibirá un correo electrónico, una alerta o notificación de cuando una orden ha sido generada, luego este decidirá aceptarla, despacharla de inmediato o incluso rechazarla.

Pero, ¿en qué sitio podemos aceptar o rechazar dichas órdenes? Los sistemas de tiendas en línea constan de dos partes: frontal, donde el cliente agrega productos y paga; y administrativa, un panel donde el vendedor puede ver todas las órdenes que han sido generadas, es allí donde podrá aceptarlas y rechazarlas.

En el panel de administración de una tienda en línea puedes configurar métodos de envíos, tiempos de entrega, impuestos, puedes llevar un control de las cantidades disponibles para la venta, habilitar o deshabilitar un producto e incluso habilitar métodos de pago, así tus clientes podrán elegir si pagan por tarjeta de crédito, depósito bancario o en efectivo contra entrega.

Procesador de pagos en línea

Yo sé que suena genial esto de crear una tienda en línea y también vender tus productos por internet, y créeme que lo es; sin embargo, muchos negocios quieren aceptar pagos con tarjeta de crédito, pero se ven limitados porque no saben cómo implementar un procesador de pagos. Existen muchas empresas que se encargan de hacerlo garantizando la seguridad de la información del comprador, como Stripe, Paypal, 2Checkout, entre otros. Para fortuna de muchos comerciantes; esto significa que el vendedor solo se debe preocupar por vender y no por almacenar números de tarjetas de créditos, ni fechas de vencimiento, etc.

Ojo… Esto no significa que el negocio está exento de responsabilidades, todo lo contrario, este tiene que asegurarse que la tienda funcione de manera óptima, que los datos personales como correos electrónicos, direcciones residenciales y de envíos, contraseñas y otros datos personales estarán protegidos. Crear una tienda online hoy en día es mucho más fácil que hace unos años, ¡pero recuerda que la seguridad siempre está por delante!

Un dominio y un servidor

Lucir profesional es obligatorio, por lo que antes de crear una tienda online y empezar a vender asegúrate de registrar tu dominio (.com) que represente a tu marca o negocio. ¡Con el dominio registrado puedes pensar en montar tu tienda online!

Pero espera, necesitas un servidor donde montar tu tienda online. El servidor es una computadora física o virtual donde estarán instalados los programas, bases de datos, archivos e imágenes que componen tu tienda online. Elegir un servidor depende de muchos factores, así como expliqué más arriba, pero yo te recomiendo asesorarte de un desarrollador web o una empresa especializada en comercio electrónico. Si tienes una tienda física y necesitas crear una tienda en línea para vender tus productos en internet, ponte en contacto conmigo para darte una asesoría sobre el tema.

Conclusión

Para montar una tienda en línea solo se necesita un sistema de carrito de compras, sistema de órdenes, procesador de pagos, servidor y dominio. Por lo tanto, puedo afirmar con seguridad que montar una tienda online hoy en día, es muy fácil; los límites son inexistentes y los costos un poco más accesibles que años atrás. Los comercios, tiendas, restaurantes, mayoristas y distribuidores que no tienen una tienda online para recibir pedidos cargan con una desventaja competitiva que en el momento más inesperado será pesada.

Apresúrate a crear una tienda online para tu empresa, ponte en contacto conmigo si necesitas asesoría.

¿Tienes alguna pregunta o comentario que desees compartir? Déjalo abajo en la sección de comentarios.